Senderismo

Senderismo

 

Introducción

Una de las primeras referencias escritas al paso por nuestra provincia de un caminante, fue en el siglo XIV en las páginas del "Libro del Buen Amor". Muchos años después viajeros de la aristocracia europea llegaban hasta las faldas y cumbres de nuestra Sierra de Guadarrama atraídos por los grabados y relatos de viajeros que idealizaban sus paisajes en una época de romanticismo.

 

Quizá fueron ellos los primeros en recorrer nuestra geografía de un modo que siglos después ha desarrollado no sólo una forma de vida sino que constituye un importante motor económico para muchos países alrededor del mundo. Estamos hablando, por supuesto, del turismo.

 

La provincia de Segovia atesora un importantísimo patrimonio monumental, artístico e histórico. Hoy ya casi nadie se sorprende por las hordas de turistas que descienden de autobuses armados de cámaras digitales capaces de capturar hasta el más mínimo detalle y que circulan en tropel por las calles de su capital.

 

En un mundo donde las amenazas del cambio climático acechan no sólo nuestra calidad de vida sino nuestra propia supervivencia como especie, Segovia y su provincia ha sabido mantener un equilibrio entre nuestras necesidades como humanos y la naturaleza que nos rodea. Una extensa red de caminos, veredas, sendas, y pasos de ganado nos permiten recorrer espacios naturales de una gran importancia ecológica y medioambiental como son los Parques Naturales de las Hoces del Río Riaza y Duratón o el tramo medio del río Cega por la Senda de los Pescadores, descubrir pueblos de un encanto arrebatador a orillas de un río que lleva nombre de santo, comarcas casi despobladas donde las casas tienen un característico color negro o caminar buscando las huellas dejadas hace más de 500 años por un arcipreste que a no dudar debía de estar loco o ser un loco maravilloso.

 

Esta no pretende ser una guía al uso sino más bien una invitación al conocimiento de nuestros espacios, de nuestros pueblos, de sus gentes y formas de vida, porque en definitiva, ellos y su relación con el medio son los que hacen posible la conservación de la naturaleza y su disfrute. Por ello no es sólo su responsabilidad sino nuestra también, la que hace que la provincia de Segovia siga siendo lo que es, un gran y maravilloso espacio natural que es necesario descubrir.

 

Como cantaba Joan Manuel Serrat poniendo música a los versos de Machado: "Caminante no hay camino, se hace camino al andar..."