La ruta que describimos es única y te permitirá descubrir una época fascinante de nuestra historia, que recorre algunos de los mejores conjuntos histórico artísticos de nuestras provincia, descubriendo auténticos tesoros patrimoniales y naturales.

Nuestro camino empieza en la ciudad de Segovia y transcurre por Aguilafuente, la villa episcopal fortificada de Turégano, Condado de Castilnovo, la imponente villa medieval de Sepúlveda, las ruinas de Nuestra Señora de los Ángeles en el Parque Natural de las Hoces del río Duratón, la monumental villa de Cuéllar y concluye en Coca, cuyo castillo fuera, junto a los de Salses y La Mota de Medina del Campo, uno de los más sofisticado de su época.

Acompáñanos y descubre los tesoros escondidos que te deparará el camino.  

Segovia

La relación de la reina Isabel I de Castilla, con el territorio de la provincia de Segovia debido a varios acontecimientos:

  • Recibió como herencia de su padre las rentas de Cuéllar.
  • En 1462 con motivo del nacimiento de la princesa Juana de Trastámara, fue trasladada junto a su hermano Alonso desde Arévalo, a la corte del palacio real de San Martín en la capital.
  • Los Fonseca, señores de la villa de Coca, fueron promotores de estrategias matrimoniales para la infanta.
  • El obispo Arias Dávila, desde su castillo de Turégano ejecutó de la falsa bula que dispensaba a Isabel y Fernando, la prohibición de casarse por su proximidad familiar.
  • La lealtad del concejo de Sepúlveda a los príncipes Isabel y Fernando fue esencial en la pugna de Isabel, por la defensa de sus derechos como heredera del reino de Castilla.
  • Los muros del Alcázar y las calles de la ciudad fueron testigo excepcional de la reconciliación con su hermanastro Enrique IV en 1471.
  • Durante la guerra de sucesión, jugó un papel fundamental el Duque de Alburquerque Don Beltrán de la Cueva, quien hizo de Cuéllar la capital de sus estados.
  • En la parte final de su vida pasó el verano y el otoño de 1503, asentando su corte entre los pabellones reales del monasterio jerónimo de El Parral, panteón del que fuera su enemigo Don Juan de Pacheco, Marqués de Villena, y del convento dominico de la Santa Cruz.
  • Eligió San Antonio el Real como lugar para su enterramiento si no fuera posible hacerlo en Granada.

No obstante el acontecimiento mas destacado de esta relación tan intensa entre Isabel I y Segovia, se produce el 13 de diciembre de 1474, en la que fue proclamada reina de la corona de Castilla, en el atrio de la antigua iglesia de San Miguel.

Aguilafuente

Nuestra primera parada se sitúa en Aguilafuente, donde el Sinodal allí escrito, destaca a esta localidad con letras de oro en la historia de la cultura española. El promotor del que fuera el primer libro impreso de España fue el obispo Arias Dávila.

La reina Isabel, dejo su huella en Aguilafuente, con su paso por la localidad, en mayo de 1483 camino de Burgos. Durante los años de su reinado se han conservado documentados firmados por la Reina Isabel cuyo protagonista es Aguilafuente.

En octubre de 1505 Fernando, ya viudo, se trasladó desde Segovia a Aguilafuente ya que en el Alcázar “las paredes oían”, instalándose en la localidad durante varios días con su secretario y enviando desde aquí varias cartas referentes a los asuntos de Aragón. Coincidiendo con su marcha el 12 de octubre, se firmó por parte de sus representantes y los de Luis XII de Francia, el Segundo Tratado de Blois, en el que entre otras cuestiones, se acordó su matrimonio con Germana de Foix.

Si quieres recorrer los mismos lugares que la Reina podrás visitar la Iglesia de Santa María, de origen románico tardío y muy reformada durante el siglo XV, la iglesia de San Juan Bautista, del siglo XII con modificaciones sustanciales hasta el XVI, actual aula arqueológica del vecino yacimiento de la villa romana de Santa Lucía.

Turégano

Continuamos siguiendo la estela de la reina Isabel, camino a Turégano, Villa episcopal segoviana por excelencia, donada en el siglo XII por la reina Doña Urraca a Pedro de Agen, primer obispo de la restaurada diócesis de Segovia.

En Turégano destaca la figura de Juan Arias Dávila, buen ejemplo de la promoción social a la que llegaron en Segovia muchas familias de conversos durante los reinados de Enrique IV y de los Reyes Católicos. Partidario de Enrique IV, cambió de bando a favor de Alfonso, y luego de Isabel, por haber mandado el rey prender, encarcelar y requisar los bienes a su hermano Pedro. Ambos se refugiaron en el castillo de Turégano.

El 4 de enero de 1469, fue el lugar donde se encargó de ejecutar a instancias del arzobispo Carrillo, la falsa dispensa apostólica que eximía a Isabel y Fernando del impedimento canónico para casarse por ser primos segundos.

En el castillo estuvo, además, alojado Fernando durante tres días esperando a ser recibido por su esposa Isabel tras su proclamación como reina de Castilla, el 13 de diciembre de 1474 en Segovia. Finalmente el encuentro tuvo lugar el 2 de enero de 1475, momento en el que se negociaron las competencias de cada uno de los monarcas que quedaron recogidas en la Concordia de Segovia.

Castillo de Villafranca en Condado de Castilnovo

Esta fortaleza que se presenta en nuestra ruta, fue residencia ocasional de los Reyes Católicos en algunos de sus desplazamientos desde Segovia a Burgos.

Fernando, mantuvo antes de casarse con Isabel, relaciones con Aldonza Roig de Iborre y Alemani, noble catalana de Cervera, quien se vestía de hombre para acompañarle en sus cacerías, y de quien tuvo dos hijos: Alfonso, futuro Arzobispo de Zaragoza y Virrey en Aragón; y Juana, para quien compró el rey este castillo y el territorio adyacente. Juana de Aragón acompañó en 1507 a su medio hermana, la reina Juana I, en el castillo de Arcos, donde esta mantenía el féretro de su difunto esposo. Fue la segunda esposa de Don Bernardino Fernández de Velasco y Mendoza, Conde de Haro y Condestable de Castilla. De este matrimonio nacería Juliana Ángela de Velasco y Aragón, quien ya viuda obtuvo de su tío Felipe II el título de Condesa de Castilnovo, integrando los términos de La Nava, Torrecilla y Valdesaz. El aspecto actual del castillo se debe a las restauraciones y reformas realizadas por José de Galofre, pintor y secretario de Isabel II, quien lo adquirió en el s. XIX, y a los Marqueses de Quintanar, sus propietarios en el s. XX.

Sepúlveda

Sepúlveda es una parada fundamental en nuestra ruta debido a su importancia histórica durante el reinado de Isabel de Castilla. Dentro de su patrimonio destacan los restos de sus fortificaciones medievales (puertas y murallas) y sus iglesias románicas.

Sepúlveda se vio afectada de modo directo durante la guerra mantenida entre los partidarios de Enrique IV, y los de su hermanastro Alfonso. Esta lucha continuó posteriormente entre los partidarios de Enrique IV y los de Isabel y Fernando.

El firme posicionamiento de Sepúlveda a su favor de Isabel y Fernando, provocó en 1471 como represalia la donación por parte del rey de Sepúlveda y su tierra al Marqués de Villena, cuyas tropas fueron rechazadas en la villa, poniéndose el concejo de nuevo a disposición de Isabel y Fernando e invitándoles a trasladar su corte a la villa. En 1472, Isabel y Fernando acudieron para agradecerle su lealtad, partiendo tras esta estancia a Alcalá de Henares, para encontrarse con el Arzobispo Carrillo.

Monasterio de Ntra. Sra. de Los Ángeles de La Hoz, Sebúlcor

A pocos kilómetros de distancia descubrimos las ruinas del monasterio franciscano de Nuestra Señora de la Hoz, un paraje de excepcional belleza, enclavadas en el corazón del Parque Natural de las Hoces del rio Duratón, gozando de una de las ubicaciones mas privilegiadas del territorio provincial.

El monasterio fue fundado por monjes franciscanos en el siglo XIII, según la tradición sobre una iglesia paleocristiana dedicada a la Virgen y a San Pantaleón. En 1492, estando en Aranda de Duero, la reina Isabel supo la noticia de su derrumbe ocurrido durante una horrible tormenta, salvándose tan sólo la iglesia en la que se había reunido para el oficio de maitines toda la comunidad. Inmediatamente donó dinero para su reconstrucción, por lo que sus armas aparecen muy visibles en la obra.

La reina visitó en varias ocasiones el monasterio. Posteriormente acudiría a venerar a la Virgen Felipe II, promotor también de algunas reformas en el templo. El abandono tras la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX provocó su deterioro y progresiva ruina. Sus objetos de arte y de culto, se dispersaron, guardándose la imagen de la Virgen en la iglesia de San Justo de Sepúlveda, y uno de sus retablos en la iglesia de San Pedro de Gaillos, en cuyas tablas del s. XV se viene identificando a dos personajes orantes con el rey Fernando y la reina Isabel.  

Cuéllar

Otra ciudad importante de nuestro camino es Cuéllar, que fue cabeza de los estados de los De la Cueva y de los Duques de Alburquerque. El origen del señorío proviene de una donación de Enrique IV a Don Beltrán de la Cueva, en la cuál entregaba la villa y tierra de Cuéllar en 1464, contraviniendo el testamento de Juan II que dejaba sus rentas, más un millón de maravedíes adicionales al año, para el mantenimiento de su hija Isabel, futura reina Católica. Beltrán de la Cueva siempre temió la reclamación de Cuéllar por parte de Isabel, cuando esta se trasladó junto a su hermano a Segovia, por lo que fortificó el castillo levantando una barrera y demoliendo la iglesia de San Nicolás que se hallaba frente a la fortaleza.

Durante el enfrentamiento de Isabel y Fernando con el rey Enrique por la sucesión al trono, fue partidario Don Beltrán de los primeros, y su lealtad fue premiada con la confirmación de los estados donados por Enrique IV, incluido Cuéllar, en 1476.

Coca

Terminamos en la villa de Coca, cuya historia está ineludiblemente vinculada desde el siglo XV a la familia Fonseca, señores de Coca y Alaejos. En la capilla mayor de la iglesia de Santa María fundaron su panteón, uno de los mejores conjuntos del renacimiento castellano, debido a los mismos artistas que realizaron en la Capilla Real de Granada los monumentos funerarios de los Reyes Católicos y de Juana I junto con Felipe el Hermoso: Domenico Fancelli y Bartolomé Ordóñez.

Alonso de Fonseca, arzobispo de Sevilla, promovió en su momento el frustrado enlace entre Isabel y Pedro Girón, hermano del Marqués de Villena. Además de este, hubo otros pretendientes matrimoniales dispuestos por la corte como Carlos Príncipe de Viana, Alfonso V de Portugal, Eduardo IV de Inglaterra, Ricardo de Gloucester, el duque de Berry y Guyena, hermano de Luis XI de Francia.  

Hitos de los Reyes Católicos en Segovia

  • Segovia Capital.
    • Palacio Real de San Martín. Estancias durante la minoría de Isabel.
    • Alcázar. Actos oficiales de la corte. La reconciliación de Enrique e Isabel. Fernando recibe a Cristóbal Colón.
    • Plaza Mayor. La proclamación de la reina Isabel.
    • Santa Cruz. Torquemada. Estancias de los Reyes Católicos en las salas palaciegas del Convento de Santa Cruz. Iconografía de la portada. Juan Guas.
    • El Parral. Estancias de los Reyes Católicos en las salas palaciegas del monasterio. El panteón de los Pacheco.
    • San Antonio el Real en el testamento de Isabel.
  • Aguilafuente (Sinodal. La Mesta. Tratado de Blois.)
    • 1472. Publicación del Sinodal de Aguilafuente.
    • 1486. Estancia de Isabel de paso a Madrid desde Burgos.
    • 1489, 92, 96, 97. Consejos Generales de la Mesta.
    • 1505. Estancia de Fernando el Católico. El 12 de octubre, día de su partida, se firma el Tratado de Blois, entre los temas tratados su compromiso matrimonial con Germana de Foix.
  • Turégano (Señorío episcopal. Arias Dávila. Concordia de Segovia)
    • El señorío episcopal de Segovia durante el reinado de los Reyes Católicos.
    • El obispo Arias Dávila.
    • Estancia de Fernando antes de ser recibido por Isabel tras su proclamación. La Concordia de Segovia.
  • Castillo de Castilnovo (Descendencia extramatrimonial de Fernando)
    • Creación de un estado señorial para Juana de Aragón, hija natural de Fernando el Católico.
  • Sepúlveda. (Clima antijudío. Enfrentamiento por la sucesión entre Enrique e Isabel)
    • 1468. Proceso por el crimen del Niño de Sepúlveda. La judería de Sepúlveda y el clima antijudío en Castilla.
    • 1472. Sepúlveda se posiciona a favor de los príncipes. Estancia de los príncipes para agradecer su resistencia a los ataques de Enrique. Los conflictos sucesorios al final del reinado de Enrique IV.
  • Sebúlcor (Convento de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz)
    • Estancia de Isabel. 1492 Isabel manda desde Aranda al conocer que se había hundido el convento, su inmediata reconstrucción y se encarga de su financiación.
  • Cuéllar (Beltrán de la Cueva)
    • La herencia de Juan II. La infanta Isabel señora de Cuéllar.
    • Don Beltrán de la Cueva. La creación de un estado señorial a finales del siglo XV.
  • Coca (Los Fonseca. La custodia de la reina Juana. Política matrimonial para Isabel. Panteón)
    • Castillo los Fonseca. La custodia de la reina Juana de Avis. Don Antonio de Fonseca capitán de los Reyes Católicos.
    • 1469. Recepción en el castillo del cardenal Jean Juffroy, comisionado francés camino de Madrigal para concertar la boda de Isabel y el Duque de Berry, hermano de Luis XI. Política matrimonial de Enrique para Isabel.
    • Panteón de los Fonseca. Por Fancelli y Bartolomé Ordóñez, autores de los sepulcros de los Reyes Católicos y de la Reina Juana y Felipe el Hermoso en la Capilla Real de Granada.
  • Martín Muñoz de las Posadas y El Espinar.
    • Paradas o estancias de los reyes y de Cristóbal Colón durante alguno de sus viajes.

 

 

catolica_1.jpgcatolica_2.jpgcatolica_3.jpgcatolica_4.jpgcatolica_5.jpgcatolica_9.jpgcatolica_10.jpgcatolica_13.jpgcatolica_14.jpgcatolica_15.jpgcatolica_16.jpgcatolica_17.jpgcatolica_18.jpgcatolica_19.jpg