El Acueducto

El Acueducto romano de Segovia es, sin ninguna duda, una de las referencias arqueológicas más conocidas a escala nacional e internacional y, desde luego, el símbolo de la ciudad de Segovia.

Su misión era, obviamente, la de procurar el abastecimiento de agua a la población de Segovia desde el río Frío, a los pies de la Sierra de Guadarrama, y que todavía en nuestros días es perceptible su recorrido a lo largo de toda la ciudad. Destaca principalmente el tramo que salva la diferencia de cota a la entrada de la ciudad, con una arquería de 760 metros de longitud que, en su sector más elevado consta de dos cuerpos de grandes arcadas de sillares de granito, sobre las que discurre la conducción de agua.

Las más recientes excavaciones arqueológicas realizadas a los pies del monumento durante su última restauración, han aportado datos que apuntan una fecha en torno a finales del siglo I y comienzos del siglo II d.C., y más concretamente en época de Trajano, para las últimas obras de construcción del Acueducto.

La imponente presencia de este sector del Acueducto ha sido en parte la causa de que, para la mayoría de las personas, el Acueducto se limite a este tramo de arquerías, ignorándose de forma muy generalizada la existencia de esa otra parte compuesta por la canalización a ras de suelo y las arquetas o desarenadores que forman parte de la obra de ingeniería, que es el Acueducto. Los estudios arqueológicos sobre el monumento han permitido definir con toda exactitud el recorrido completo de la canalización, cuyo trazado constituye una interesante ruta turística alternativa por el conjunto histórico de Segovia, siguiendo el recorrido del agua por la ciudad antigua, y que comienza en la entrada de la ciudad por la carretera de La Granja, donde es visible en la actualidad, un importante tramo de la canalización del Acueducto:

 

1. CASA DE PIEDRA

Primer desarenador del Acueducto, en la zona urbana de Segovia. Es una construcción cubierta con bóveda apuntada que contiene un foso decantador para eliminar impurezas del agua, y un sistema de regulación de caudal. Se trata, probablemente, de una obra relativamente moderna, del siglo XV o inicios del XVI.

 

2. FUENTE Y TOMA DE AGUAS HACIA EL CONVENTO DE SAN ANTONIO EL REAL, ANTIGUO PALACIO DE CAZA DEL REY ENRIQUE IV

Es una de las primeras servidumbres de agua localizadas a partir del canal principal. Es visible la perforación de la pieza del canal que daba lugar a la existencia de un pilón en este punto, recordado por tres piedras labradas que aún se conservan in situ.

 

3. SEGUNDO DESARENADOR E INICIO DEL TRAMO DE ARQUERÍAS

Un desarenador de características similares a las del anteriormente descrito se levanta sobre dos hiladas de grandes sillares de granito, de factura inequívocamente romana, que hablan de la existencia de un antiguo castellum aquae en este punto.

 

4. DESARENADOR Y DISTRIBUIDOR DE AGUA DOCUMENTADO EN LA PLAZA MAYOR

Descubierto en el año 1983, se tiene acceso a él por una galería con paredes de mampostería cubierta con grandes bloques graníticos, por la que discurre el canal principal del Acueducto. No ha podido determinarse con precisión el destino del caudal que desviaba, aunque la orientación de la salida del agua apunta hacia la zona de la Catedral y el barrio de la Judería.

 

5. ÚLTIMO DESARENADOR E INGRESO DEL CANAL EN EL RECINTO DEL ALCÁZAR

Es el último punto con documentación arqueológica del canal. A partir de este punto, sólo es visible la sección del canal tallado en la roca, en la pared del foso del Alcázar, bajo la puerta de acceso a la fortaleza, que era el destino final del Acueducto, al menos durante la época de la reina Juana.

 

Acceso y condiciones de visita
  • La canalización es visible en la entrada de la ciudad desde La Granja, por la carretera CL-601, en su margen derecha en el sentido de Segovia.
  • La visita es libre.

Más información

 

 

ac_1.jpgac_2.jpgac_3.jpgac_4.jpg