Gastronomía

Gastronomía

Tras pasear por las calles de esta villa y para corroborar su riqueza gastronómica, se debe hacer una parada en alguno de sus mesones y restaurantes, para degustar sus platos típicos y las especialidades de cada casa, que son muchas y buenas. Crece día a día la calidad de las tapas en los distintos establecimientos de la zona de chateo. Hay que probar el mondejo, las patatas bravas, las distintas recetas con caracoles o níscalos y las tapas de auténtica creación.

Cuéllar ofrece una gran variedad y riqueza gastronómica, como es habitual en la comunidad de Castilla y León. Sin duda, el plato estrella es el cordero lechal asado al estilo castellano en horno de leña, pero además y según la temporada, se deben degustar también los níscalos de la tierra y las endibias, aliñadas de diferentes formas. Son también una delicia para el paladar los jamones y embutidos de estilo casero, sin olvidar por supuesto el queso, tanto de Cuéllar como de su comarca, por su especial elaboración y proceso de curación. Es el queso también, un ingrediente principal en recetas de repostería. En el apartado de postres, destacar el dulce tipico de la Villa delicias de Cuéllar realizado con dos ingredientes tradicionales como son el piñon la achicoria. Es éste un cultivo tradicional de Cuéllar, que contaba en su término con varias fábricas de transformación. El dulce representa el ladríllo mudéjar tan presente en nuestra localidad.

El mejor acompañamiento para estas viandas es el buen vino que se elabora en nuestro municipio y comarca. En el siguiente enlace pueden acceder a la página de turismo de Cuéllar y conocer toda la oferta gastronómica de esta villa www.cuellar.es/category/cuellar/