Ituero y Lama

Los orígenes de Ituero y Lama son inciertos, y apuntan al reagrupamiento de varios núcleos de población establecidos en la Edad Media trayendo a la zona familias de Galicia. El actual nombre de Ituero y Lama procedería así de dos poblaciones, el Caserío de Fituero y el de Lama.

El actual pueblo se encuentra en lo alto de una colina sobre el sinuoso curso del arroyo Piezga, que se abre paso entre cortados de granito y caliza. La cal fue precisamente fuente importante de ingresos para sus habitantes durante muchos años, siendo proveedor de gran parte de la provincia, y prueba de ello son los restos de sus hornos diseminados por los alrededores del pueblo.

Qué ver

La Iglesia Parroquial, del siglo XVIII, consagrada a Santiago Apóstol. Se trata de un edificio tardo gótico, realizado en granito de Villacastin, compuesto por 3 naves y ábside ochavado con cubierta de madera. En su retablo mayor conserva la obra tardo manierista del segoviano Pedro Rodríguez. Forman parte de su tesoro algunas piezas de plata, como un copón realizado en Segovia a finales del siglo XVII, una concha bautismal, y un cáliz limosnero regalo de la reina Isabel II.

En los alrededores del pueblo podemos encontrar también recuerdos de los viejos oficios de sus gentes, como un potro de herrar, o los lavaderos, donde las mujeres acudían a lavar hasta la llegada del agua corriente a las viviendas.