Nava de la Asunción

Nava de la Asunción

La localidad nació a raíz de la repoblación efectuada por Alfonso VI, cuando surgieron los grandes Concejos a lo largo de la línea del sur del Duero. Después de ser conquistada a los musulmanes, esta zona se repuebla bajo el reinado de Alfonso VI.

Los ríos Voltoya y Eresma atraviesan el término municipal de Nava, el cual está incluido dentro de la Denominación de Origen Vinos de Rueda. Dentro de su territorio se sitúa el despoblado medieval de El Lomo.

Nava de la Asunción forma parte de la Comunidad de Villa y Tierra de Coca. Se formó con la suma de antiguas costumbres más las necesidades propias de la época. Nació a raíz de la repoblación efectuada por Alfonso VI, cuando surgieron los grandes Concejos a lo largo de la línea del sur del Duero. Intereses comunes de varias poblaciones hicieron que éstas se agruparan en una Comunidad. Más tarde, el rey Alfonso VIII de Castilla apoyó y dio vigor a estos grandes concejos.

Después de ser conquistada a los musulmanes, esta zona se repuebla bajo el reinado de Alfonso VI y surgen, bajo este impulso demográfico, todas las aldeas cercanas. A finales del siglo XVI ya se denominaba La Nava de Coca y posteriormente, en el año 1773, el Rey Carlos III concedió el título de Villa a Nava, agregando a su nombre el de 'La Asunción', Virgen patrona de la población.  Actualmente cuenta con una población entorno a los 3000 habitantes.

Qué ver

Patrimonio Arquitectónico

-La Iglesia Parroquial "Nuestra Señora de la Asunción", situada en la Plaza Mayor, construida sobre lo que fue un antiguo templo románico. De esta época se conserva la torre y la parte de la puerta de entrada, característica clásica del románico. El resto de la edificación se construirá en el siglo XVIII, y es un claro distintivo de "aparejo pinariego" (ladrillo y paños), salvo el cimborrio octogonal que solo es de ladrillo. La iglesia tiene planta de cruz latina, formada por tres naves. El retablo del altar mayor es obra del escultor segoviano Manuel Suárez, datado en el año 1740.

-La Ermita del Santo Cristo de la Expiración, la única que queda en la actualidad de las tres que llegaron a existir en el municipio. Está datada en el siglo XVI y se va construyendo en diferentes fases, en función de las aportaciones que se van haciendo para la obra, de ahí los distintos estilos arquitectónicos.

-El Caño del Obispo, situado en la Plaza de su mismo nombre, mandado construir en 1683 por el Obispo Fray Sebastián. Es una fuente Manierista, compuesta por una esbelta espadaña de frontón partido, bolas herrerianas, líneas de imposta y un segundo cuerpo de pilastras presidido por su propio escudo de armas.

-Casa del Caño, data del año 1757 y se debe a una fundación de un mayorazgo de la familia "De Tobía". En su portada orna un escudo, es más antiguo que la propia casa ya que tiene fecha de 1680. En sus últimos tiempos pasó a ser propiedad de la familia Gil de Biedma, a la que pertenecía el famoso poeta Jaime Gil de Biedma.

-Monumento a Fray Sebastián de Arévalo Y Torres Estatua situada en la Plaza del Caño, inaugurada en 1982, obra del escultor José María García Moro. Fray Sebastián de Arévalo y Torres, nacido en Nava el 31 de Octubre de 1619, Obispo de Mondoñedo y de El Burgo de Osma fue una de las figuras más relevantes de la villa ya que gracias a él se llevó a cabo la construcción del "Caño del Obispo", además de aportaciones económicas con la finalidad de que su renta se destinara a las reparaciones y conservación de la fuente y lo que sobrase se repartiera entre los pobres la Pascua de cada año. También obsequió a la parroquia de Nava en 1689 con un conjunto de candelabros de plata. Falleció el 20 de Enero de 1709 en la diócesis de El Burgo de Osma.

-Estación de Encuentro Jaime Gil De Biedma , sala de exposición con diferentes espacios dedicados al Poeta: Vida y obra y su relación con este municipio, Premio Poético Internacional, aportaciones artísticas de diferentes autores…

-Parque Municipal, uno de los lugares más atractivos de Nava por la riqueza de su vegetación, albergando gran cantidad de árboles de diversas especies. Supone un remanso de tranquilidad y frescor en los meses de verano y de recreo para niños.

-Pintura Mural (Street Art) Impactantes pinturas y esgrafiado de grandes dimensiones en paredes y muros que han convertido el pueblo en un museo al aire libre gracias al artista “Sr. Momán”.

Patrimonio Natural

En los aledaños del pueblo, contar con las siguientes masas importantes de agua: Bodón Herrera, de los Judíos, Bodón Largo, de Libera, de Las Navas, del Retamal, Bodón Lozano, los Bodoncillos, Estanque de Arriba y bastantes charcas más que rodearon el pueblo, además de múltiples fuentes desperdigadas por todo el término.

Las zonas húmedas, así como los lugares de labranza y los prados, estaban complementadas por una zona de dunas arenosas denominadas "barján", originadas por los vientos constantes y fuertes del norte-noroeste.

La Mesalta es una espectacular zona de pino conocida como “Mar de Pinares” dónde se puede observar extraordinarias vistas de pinos con tal extensión que la distancia lo nubla. Lo constituye sobre todo el PINAR DE LAS ORDAS, allí se puede disfrutar de un merendero público.

La Ribera de Los Alisos. Es un conjunto magnífico de colorido y diversidad. Permite admirar una de las muchas hoces del Eresma. Allí se encuentra la casa del poeta Gil de Biedma.

Rutas y senderos

Nava de la Asunción con 83 kilómetros cuadrados de extensión, posee una red de Vías Pecuarias, caminos, senderos y sendas, que la hacen especialmente atractiva por la diversidad de paisajes, unos de vistas amplias y despejadas, y otros en las proximidades de los cursos de agua, con especial sabor. También se encuentra la Ruta de Gil de Biedma y rutas por la Denominación de Origen Rueda.

Fiestas

San Blas (3 de febrero)

Santa Águeda (5 de febrero)

Carmelitas y Virgen de Fátima (13 de mayo)

Santo Cristo de la Expiración (durante diez días desde el primer domingo posterior al 13 de septiembre)

Personajes Ilustres

Personajes ilustres relacionados con esta villa, son: el obispo Fray Sebastián Esteban de Arévalo y Torres, el poeta Jaime Gil de Biedma, el pintor Isidro Herranz, el escritor Quintín Villagrán y el Militar Segismundo Casado.

El Obispo Fray Sebastián de Arévalo y Torres

Fray Sebastián de Arévalo y Torres, obispo de Mondoñedo y del Burgo de Osma, cuyos restos reposan en esta última localidad, al que se le sigue guardando un recuerdo especial en su localidad natal.

Fue el 'obispo limosnero', aquel que tanto hizo por quienes menos recursos tenían.

Segismundo Casado (Nava de la Asunción, Segovia, 1893 - Madrid, 1968). Militar español, era miembro de la masonería, diplomado de Estado Mayor y comandante de la escolta del presidente de la República (1934-1936) al estallar la guerra civil.

Luchó en defensa de la II República. En 1936 ascendió a teniente coronel y el 17 de mayo de 1938, en el frente de Aragón, fue ascendido a coronel y, sustituyendo al general Miaja, se le asignó la Jefatura del Ejército del Centro.

Jaime Gil de Biedma

Poeta español. Nació en Barcelona en el seno de una familia de la alta burguesía. Su infancia y juventud la vivió en esta localidad, de la que en muchos de sus versos deja constancia de lo mucho que le unía a Nava. Estudió Derecho en Barcelona y Salamanca, por cuya universidad se licenció. Desde 1955 trabajó en una empresa ligada a su familia. Su obra poética no es muy extensa, pero ha sido considerada como una de las más interesantes de las de su generación, la de los poetas sociales.

En honor a él se celebra el Premio Poético Internacional "Jaime Gil de Biedma y Alba" en Nava de la Asunción y el día del aniversario de su muerte.