Por la Campiña Segoviana

La villa de Santa María Real de Nieva nació por el deseo de la reina Catalina de Lancaster, esposa de Enrique III, de que se construyera un monasterio -que se encomendó a los dominicos- en el mismo lugar donde fue encontrada la imagen de la Soterraña. Si quieres encontrar más secretos, síguenos.

El origen de esta población se atribuye a Martín Muñoz, caballero acompañante del Cid Campeador en su destierro, cuyo nombre aparece con reiteración en el Poema del Mio Cid.

Pequeña localidad próxima a la carretera de Madrid-Valladolid. Hay que destacar la existencia del Real Convento de Santa Clara, fundado probablemente en 1240 y habitado por religiosas Clarisas Franciscanas.

La villa, que fue lugar de nacimiento del emperador Teodosio, tuvo siete parroquias de las que se conservan algunos restos.