Coca

Coca

El lugar en el que se asienta la actual población de Coca acogió una de las ciudades más notables de nuestra región en época prerromana. La antigua Cauca vaccea fue un emplazamiento de excepcional importancia que no pasó por alto a los intereses romanos, hasta que en el año 151 a.C. fue conquistada y destruida totalmente por Lucio Licinio Lúculo, que pasó a cuchillo a sus defensores.

 

Edificio romano de Los Cinco Caños

Tardó Cauca en ser reconstruida y, durante las guerras civiles romanas, tras alinearse en el bando de Sertorio, fue nuevamente sitiada y arrasada por el ejército de Pompeyo en el año 74 A.C.

Una referencia más reciente, en el siglo IV, hace referencia a un periodo de auge de la ciudad, ya que en este siglo nace en Cauca quien luego sería el emperador Teodosio el Grande.

Los restos del edificio romano de Los Cinco Caños, situado a las afueras de la población actual, nos hablan de la época de esplendor de Coca. Las excavaciones arqueológicas han descubierto parte de la estructura de un edificio que se interpreta como una fuente pública, un ninfeo o edificación dedicada a las ninfas, divinidades acuáticas.

Constaba, en su origen, de un patio abierto, con columnas, en torno al cual se abrían distintas estancias. El testero del edificio, en su interior, estaba rematado por tres ábsides u hornacinas semicirculares, y ha conservado hasta hoy un interesante conjunto de pinturas murales romanas en bastante buen estado, en su posición original.

Presentan estas pinturas solamente motivos geométricos e imitaciones de mármoles, aunque entre los fragmentos recuperados durante las excavaciones y conservados en el Museo de Segovia se identifican rostros humanos, peces y plantas acuáticas, motivos que abonan la idea de que el edificio estuvo relacionado con algún culto o actividad vinculada con el agua.

Los restos del edificio de Los Cinco Caños se encuentran protegidos de las inclemencias del tiempo por una cubierta moderna y cuentan con atriles explicativos.

 

Acceso y condiciones de visita
  • Se llega siguiendo la carretera de Coca a Navas de Oro. Nada más cruzar el valle del río Eresma, a 1km. escaso de la población, se localiza el cartel que señaliza el yacimiento.
  • La visita es libre

Más información

 

 

coca_1.jpgcoca_2.jpgcoca_3.jpg