Segovia, tiene una excepcional oferta monumental, lo que la ha permitido conseguir el reconocimiento de ciudad Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Segovia dispone de abundantes muestras de las distintas culturas y civilizaciones: la época romana, iglesias románicas o góticas, edificios mudéjares... Así como edificios de una gran belleza. Pero Segovia destaca por sus tres joyas de talla mundial: el Acueducto, la Catedral y el Alcázar.

El acueducto es una de las obras romanas mejor conservadas del mundo. Esta obra que originalmente se construyó para el transporte de agua, se ha convertido en el símbolo de Segovia, siendo un punto de encuentro para segovianos y visitantes. Acércate y conócelo.

Segovia es una ciudad repleta de historia. Descubre los rincones de su barrio histórico y sumérjete por sus calles.

El Alcázar de Segovia es uno de los más bellos monumentos de Segovia que te transportará a un reino de fantasía. Visítalo y descubre los secretos en su interior.