Castillo de Coca

Uno de los castillos más espectaculares de la provincia de Segovia es el Castillo de Coca.

Obra cumbre de la arquitectura militar mudéjar y gótica, el castillo de Coca se presenta al viajero como una impresionante mole de ladrillo, protegida por un potente foso que supera la veintena de metros de profundidad. Iniciadas las obras en los años finales del s. XV, una vez instalada la influyente, dentro de la corte castellana, familia Fonseca, se culminarán en los primeros años del s. XVI. El castillo es realmente un sueño realizado, al tiempo que una demostración de poderío. Nada en él se dejó al azar, siendo profusamente decorado tanto en su exterior como en el interior.

Las secuencias de pinturas con motivos geométricos, recorren todo el perímetro, haciendo diferente cada una de sus vistas. De igual manera, diferentes son todos y cada uno de los merlones que coronan su construcción. Como culmen a ésto, el pozo de escucha, espolón arquitectónico que se observa desde los jardines ubicados al sur del castillo, en la base del mismo y que permitía controlar el único punto no vigilable de la fortaleza, previniendo un ataque por el sistema de galería de minas. Tiene planta ligeramente irregular, debido a que se aprovecharon las paredes de la muralla defensiva de la Villa en sus lados sur y oeste.

Dentro de esa planta, el patio de armas, otrora cubierto de coloridos azulejos y rodeado de columnas marmóreas que seguían los órdenes corintio y compuesto, según relato de Pascual Madoz en los años centrales del s. XIX, y que fueron vendidas por el secretario del duque de Berwick. En su visita interior, el viajero no puede dejar de admirar todas y cada una de las bóvedas, obras maestras de su diseñador, Alí Caro; variado repertorio de soluciones, de las cuales se dotó hasta la más humilde de las salas de guardia del castillo. Y en sus paredes, siguiendo la línea decorativa del patio de armas, los geométricos, realizados en rojo, azul, blanco…, imitan la decoración de azulejos con la que la familia sorprendería al más ilustre de los visitantes.

www.castillodecoca.com

Tel. 617 573 554 - 921 586 622

 

Muralla Vaccea de Cauca

Citada por el historiador Appiano, la muralla que protegió la ciudad vaccea de Cauca apareció tímidamente en 2011 y 2013, pero sólo en 2014 ha podido ser documentada científicamente. Es de adobes y adobas sobre base de lajas de pizarra, esquisto y cuarcitas, se conserva hasta los 2,23 m de altura (tuvo entre 7 y 9 m), su grosor se estima en unos 6 m y su fecha de construcción, una vez analizados los restos cerámicos embutidos en ella, se sitúa hacia finales del s. IV o inicios del III a.C.

 

Muralla medieval y Puerta de la Villa

Estuvo la Villa rodeada de murallas, como lo estuvo Cauca Vaccea anterior a la llegada de los romanos.

Derribada por diversos avatares históricos, se conservan más de doscientos metros en posición original, entre los cuales destaca la puerta de la Villa o puerta de Segovia, uno de los accesos con los que en la antigüedad contó el recinto. Esta puerta, se enmarca en alfiz de ladrillo en su cara exterior, posiblemente realizada siglos después de la construcción del paramento murario. Sobre el alfiz, una galería corrida de ventanas rematadas en arco de medio punto, destinada a la defensa.

En su lado intramuros, destaca la representación pictórica, realizada sobre tabla y ubicada en el dintel de la puerta, del tema de la “Deesis”, muestra de la religiosidad de la Villa en sus años medievales. Dos ventanas rectangulares se abren en su parte superior, las cuales servían para dar luz a las estancias de la que fue cárcel del Concejo.

 

 

co_1.JPGco_15.JPGco_22.jpg