Ruta Maderuelo y Parque Natural Hoces del Río Riaza

Ruta Maderuelo y Parque Natural Hoces del Río Riaza

La ruta propuesta nos lleva a la parte más septentrional de la provincia, y puede enlazar con la anterior desde Ayllón o bien salir desde Segovia por la N-110 hasta encontrar la A-I que cogeremos dirección Burgos hasta Grajera, activa localidad de turismo de ocio, donde conservan una Iglesia dedicada a San Vítores en lo alto de una loma y un rollo de justicia, utilizado también como picota.

Llegamos a Valdevarnés, rodeado de un valle de gran belleza y poseedor de un templo románico dedicado a San Cristóbal, que domina el pueblo desde lo alto de un cerro y a sus pies se desperdigan las bodegas excavadas en la roca, como testigos de su pasado vinícola.

Proseguimos hasta Maderuelo, antaño poderosa villa fortificada, cabeza de su Comunidad de Villa y Tierra, que mantiene aún todo su encanto medieval mientras permanece suspendida sobre lo alto de un cerro y refleja con noble soledad sus murallas sobre las aguas del Pantano de Linares. De las diez parroquias que tuvo, conserva la Iglesia románica de Santa María, que aúna en su construcción la sillería, el mampuesto y el ladrillo con un espíritu de misterio, la Ermita de San Miguel, mantiene su cabecera románica y hoy es Centro Cultural, la Ermita de Castroboda, sobre un cerro vecino y la de Vera Cruz junto al río Riaza, uno de los renombrados trece templos donde se custodiaban fragmentos del lignum crucis traídos por los templarios, y cuyas valiosas pinturas románicas fueron trasladadas al Museo del Prado para que no sucumbieran bajo las aguas del pantano. Subimos y cruzamos el Arco de la Villa, que conserva su potente puerta de madera y auténticos cerrojos del s. XV. Paseando por sus calles llegamos, por la vertiente opuesta al pantano, a la Puerta del Barrio o de San Andrés, que se asoma a la Vega del arroyo Moralejos. La población está recuperando su antiguo caserío de piedra y cuenta con varias casas de turismo rural. Varios talleres de artesanía ofrecen sus productos de guarnicionería y con un poco de suerte podemos adquirir deliciosa miel de las manos del propio recolector.

 

El parque Natural

Maderuelo, Valdevacas de Montejo y Montejo de la Vega de la Serrezuela, están ubicados dentro del Parque Natural de las Hoces del río Riaza, con gargantas de 150 metros de profundidad y una anchura máxima de 200 a 300 m, para un breve paseo por las hoces, o llevarnos un pequeño recuerdo visual del arrebatador paisaje que crean sus cortados.

Para quienes quieran dedicar más tiempo a recorrer sus hoces, es recomendable acercarse por esta carretera hasta Montejo de la Vega, localidad que ofrece interesantes opciones para conocer la zona a través de su didáctica Casa del Parque Hoces del río Riaza. Desde aquí podemos iniciar rutas en plena naturaleza. En caso contrario descendemos de nuevo a Maderuelo y desde ahí nos dirigimos a Moral de Hornuez. Antes de llegar a esta localidad, tomamos el desvío hasta la Ermita de Moral de Hornuez, recóndito paraje que nos sorprenderá por la paz que allí se respira. Cuenta la tradición que en el s. XIII se le apareció a un pastorcillo la Virgen en una sabina, apodada “La Borrega” de la que queda aún el enorme tocón, levantándose una primitiva ermita junto al árbol. Posteriormente se construyó el actual templo sobre el anterior, en el s. XVIII, pero el entorno continúa poblado de las mismas sabinas, de escultóricos troncos retorcidos, algunas ya milenarias, verdaderos monumentos naturales a la fortaleza y la resistencia.

 

 

maderuelo_riaza_1.jpgmaderuelo_riaza_2.jpgmaderuelo_riaza_3.jpgmaderuelo_riaza_4.jpgmaderuelo_riaza_5.jpgmaderuelo_riaza_6.jpgmaderuelo_riaza_7.jpgmaderuelo_riaza_8.jpgmaderuelo_riaza_9.jpgmaderuelo_riaza_10.jpgmaderuelo_riaza_11.jpgmad_1.jpgmad_2.jpg