Mudéjar

La provincia de Segovia cuenta con una gran densidad de templos o edificios civiles del estilo llamado Mudéjar, vocablo que hace referencia a los musulmanes que habitaban en territorio cristiano en calidad de sometidos, y que aportarían sus conocimientos constructivos de raíz islámica. Sin embargo, no siempre serán alarifes de este grupo social quienes elaboren un arte que se fundamenta en Castilla, ante todo en los materiales empleados: barro cocido, madera, cerámica o yeso, y en su función meramente decorativa superpuesta a estructuras de tradición cristiana, que tanto pueden ser románicas, góticas o renacentistas. La versatilidad artística que le da a la combinación de ladrillos, es su gran atractivo así como la belleza de los artesonados de lacería.

Su época de esplendor se localiza entre los s. XIII y XVI y sus manifestaciones abarcan en algún grado casi toda la provincia, siendo de destacar: las Torres de San Martín, San Lorenzo y San Andrés, los artesonados de San Antonio el Real y del Monasterio del Parral en Segovia capital. En la provincia hay mayor densidad en la zona oeste, así tenemos: el Castillo y la Torre de San Nicolás de Coca, el conjunto monumental de Cuéllar (que dispone del Centro de Interpretación del Mudéjar), San Salvador en Sepúlveda, San Baudilio en Samboal, San Esteban en Nieva, Ntra. Sra. de la Antigua en Melque de Cercos, San Miguel en Montuenga, San Pedro en Tolocirio, San Andrés en Montejo de Arévalo, San Sebastián en Villaverde de Íscar, Ntra. Sra. de la Asunción en Pinarejos, El Salvador en Fuentepelayo, Santa María en Aguilafuente, siendo San Vicente Mártir en Zarzuela del Monte, el templo más meridional de la provincia.

 

mudejar_nuevo_1.jpgmudejar_nuevo_2.jpgmudejar_nuevo_3.jpgmudejar_nuevo_4.jpg